viernes, 18 de diciembre de 2015

ABRÁZAME






Sal de una vez ¡sal!
sal de mí ¡sal!
no tengas piedad
ni reparo en resquebrajarme;
¡sal de mí, para mí,
para el más allá!

Sal, porque me asfixio,
pero quédate muy adentro
para poder llevarte,
expandirte, recordarte
y hallarte en cualquier lugar.

Sal para limpiarme
hasta lo más profundo....
ilumíname en la niebla,
en la tempestad, en ti.
Amor ¡sal e ilumíname!










♥ ♥ ♥