miércoles, 25 de noviembre de 2015

SATORI








  Nadie puede hacerlo por ti, nadie. A los que consideres "guías, consejeros o maestros" espirituales, son tan sólo indicadores o señales del sendero que tú mismo te vas construyendo con tu propia experiencia. Jamás debes caer en el error de idolatrar o admirar a ningún "guía", ya que si crees que ellos son superiores o inalcanzables (o ellos lo creen), te encontrarás atrapado en la energía destructiva que depende de la dualidad o los extremos opuestos (superior/inferior; mejor/peor; fuerza/debilidad; ímpetu/desaliento; etc,) la cual, precisamente, se trata de sanar y no de reforzar. Dicho "guía" es lo mismo que tú, no hay diferencias intrínsecas y su propósito es despertar en ti lo que has olvidado, pero que por esencia yace, en tu naturaleza, en un estado de ensoñación. Su propósito es recordarte no enseñarte; su propósito es usar su conocimiento, que una vez él también olvidó, con la voluntad del Amor; su propósito es de igual a igual; su propósito es aprender de ti para que tú puedas aprender de él, pues ambos procedéis de la misma materia prima: la Pura Conciencia, por lo tanto ambos sois Uno y el contenido de vuestros medios y de vuestro fin es el mismo. Ya sea a través de personas, de la naturaleza, de seres multidimensionales o de medios materiales como conferencias, vídeos, libros, grabaciones, etc; son únicamente eso, indicadores o señales que por un "tiempo" te acompañarán para facilitarte la "etapa" en la que estarás abriéndole paso y dejándole espacio a tu verdadera identidad: al Ser Consciente que eres. En esta "etapa" en la que requieres de ayuda, aún seguirás lidiando con ese "bolsón" de energía al que llamamos Ego o mente inconsciente que crees ser, el cual es incompatible con nuestra innata frecuencia electromagnética, es por ello que cuando estamos debatiendo interiormente con una energía que no nos corresponde, nuestro cuerpo-mente enferman. En este período, te percatarás de que unas veces estás sumergido completamente en un estado de paz a causa de estar profundamente presente (Ser Consciente), y otras aparecerá el conflicto interno, lo único que te causa sufrimiento, provocado por la identificación con el ruido mental del Ego, el cual sólo puede sobrevivir en el tiempo (pasado-futuro). Cuánto dure el proceso inestable de permanecer unas veces en el Ser Consciente y otras en la mente inconsciente, depende exclusivamente de tu disposición a estar intensamente en el ahora, ya que es imposible que la mente egotista perdure en el presente inmediato.

 ¿Cuál es la clave para estar intensamente en el ahora?: 1ºAcepta que tu Ego es tu inconsciencia que sólo puede sobrevivir en el pasado y en el futuro del tiempo mental ilusorio; que no eres ese Falso Yo Egotista y que no eres esa ilusión perjudicial que paradójicamente fabricaste tú mismo. 2º Sé Testigo y Observador de ti mismo con absoluta presencia, dándole la bienvenida al dolor emocional que brote de tu cuerpo interno, sin ignorarlo o repudiarlo; de esta manera creas una fisura entre la mente consciente (Obsevador) y la inconsciente (Ego) donde el flujo de pensamientos involuntarios se detiene, y es así como ese espacio entre los dos se hace cada vez más amplio, hasta que el Falso Yo Egotista se debilita y es disipado por la Presencia Consciente. 3º Ríndete en este mismo instante sea cual sea tu situación, dí sí y no te identifiques con ella, es decir, obsérvate y observa a tu exterior sin ningún tipo de resistencia o juicio mental. En realidad todo es tan simple como que estas tres claves son requisitos de un mismo aspecto: estar en el aquí y ahora. Una vez te comprometas con tu propósito, comenzarás a darte cuenta de que el único sufrimiento, conflicto o miedo que existen, sólo tienen origen en tu mente egotista y en ninguna otra parte más; y que al convertirte en el Ser Consciente que observa a tus pensamientos repetitivos y condicionados, estarás permitiendo que la oscuridad del Falso Yo Egotista pase a ser integrada plenamente por la luz de tu Conciencia, de la única manera que es posible llevarlo a cabo: en el presente inmediato. Cuando esto ocurre, la ayuda deja de ser necesaria, ya que te vuelves Uno con tu Ser, tu propio Maestro, y por lo tanto toda sensación ficticia de sufrimiento se esfuma. Has dejado de identificarte con el Ego, ya no te controla y has recuperado plenamente tu estado puro de Conciencia, que se abre paso a través de ti para expandirse con la sabiduria y el conocimiento inacabables nacidos del Amor Incondicional. 

 Llevamos atrapados colectivamente con la identificación del Falso Yo Egotista durante miles y miles de años, y no se trata de un enemigo del que debamos huir o al que tenemos que derrotar, de hecho muy por el contrario, se trata más bien de un "niño herido" que se siente literalmente abandonado, amenazado y rechazado (¿os suena verdad?). El Ego es un "bolsón, globo o burbuja" de energía perjudicial que nosotros mismos hemos fabricado a través de nuestra educación, cultura, apariencia física, experiencias personales/emocionales: traumas, fracasos, éxitos, metas, logros, decepciones, obligaciones, euforias y un largo etc, que va aumentando con el paso del "tiempo". Este "globo" se refleja en nosotros como un dolor emocional en el cuerpo interno y que acaba proyectándose hacia una parte de la mente en forma de pensamiento compulsivo llamada Ego, la cual según el grado con el que nos veamos afectados por dicho dolor emocional, seremos parcial o totalmente controlados por ella. Dicho de otro modo, se trata de condicionamientos mentales y emocionales heredados de una mente colectiva dañada, que individualmente ha ido acumulando experiencias contranaturales, reglamentadas, forzosas, no integradas o no aceptadas, de esta y otras vidas. Y cuando menciono que nosotros mismos hemos fabricado esta energía, es algo que digo literalmente: "no sólo la hemos fabricado todos nosotros, sino que lo hicimos sin amor ¡¿cómo vamos a esperar que ella nos ame, si no le hemos enseñado lo que es amar?!"

 Por otro lado, es primordial saber que nuestro cuerpo-mente no es nuestro instrumento de comunicación (aunque eso nos hayan enseñado), sino que se trata de una herramienta de expansión. No es con el limitado cuerpo-mente por el que nos comunicamos directamente, sino que lo hacemos desde el Ser Consciente ilimitado que se proyecta dentro, encima, debajo, a cada lado y a través de la forma física. Por lo tanto el cuerpo es la forma por el que el Ser Consciente o lo informe, experimenta el sueño del tiempo y la fisicalidad, pero que al despertar y al darse cuenta de su experiencia carnal, recuerda su verdadero estado pleno, atemporal e inmutable. Así que no importa cuanto te esfuerces en aparentar, engañar o controlar, la energía que emanas de tu estado de Conciencia siempre es la que comunicas a tu exterior, por lo tanto es lo que atraes y es así, como todos y cada uno de nosotros construimos nuestro mundo. Por ello es tan importante sanar la falsa identidad con la que sobrevivimos, porque ésta obstruye el canal de la luz consciente y lo que comunicamos no es precisamente una frecuencia beneficiosa para nosotros ni para los demás. 

 Así pues, mientras nosotros seguimos inmersos en el sueño, la pura y sagrada Conciencia del Ser seguirá "esperando", en su presencia infinita, a que decidas recordar quién eres realmente, a que decidas quitar uno a uno los ladrillos del Falso Yo Egotista que obstruyen el paso a la Verdad, la cual te sanará sin que tengas que hacer ningún tipo de esfuerzo o sacrificio. Y puesto que absolutamente ninguna energía negativa proviene de la Conciencia del Amor Incondicional, ya que ésta es perfecta, imperturbable, abundante, eterna y plena; es, además, plenamente consciente de que tu Ego es una ilusión fabricada por tu cuerpo-mente y no por tu verdadera identidad, por lo tanto no representa amenaza alguna para la Vida Una. Es por ello que el Manantial del Amor no se ve afectado en lo más mínimo por la forma humana portadora del miedo. El Amor o tu Ser Consciente no se preocupa o se apena por el sueño con el que te identificas, puesto que este tipo de emociones son sólo ilusiones del Ego; tampoco te salva de nada ni de nadie, porque sabe que tu ya estás salvado en esencia; no te devuelve a la Vida porque en sí, tú eres Vida y nada más que Vida, y la destrucción o la muerte no son más que otra ilusión de la forma, fabricada por el Ego; no necesita perdonarte, ya que el pecado es otro error ilusorio del Ego; no te quita ni te da, porque la carencia de nuevo es un sueño y la abundancia imperecedera, forma parte de ti. Como Amor Absoluto que es, así lo eres tú también, puesto que, como extensión que eres de su eternidad, sois lo mismo, y lo único que aparentemente os distancia es el libre albedrío que debe respetar, para que el orden no se convierta en un imaginario caos. 

 "No os escribo desde mi Ego que siempre cree saberlo todo, el que conceptualiza, etiqueta o lo encasilla todo; ese que siempre acaba viendo enemigos, porque cree estar separado o amenazado por los demás o por las circunstancias; el que siempre exige una comprensión lógica exenta de percepción o sentimiento alguno; el que arrastra el pasado para tener una identidad que supuestamente lo proteja y se agarra a un futuro por miedo a ser aniquilado; el que escapa del hoy, de la vida que paradójicamente lo sustenta, porque no puede alimentar su muerte; el que se considera su propio creador y desea controlarlo todo; el que se culpa, se juzga y se castiga a él mismo y a lo que le rodea; el que se resiste a los ciclos del mundo de la materia y no tolera la irremediable impermanencia de la forma temporal y caduca; el que se vale de los extremos para nunca llegar al equilibrio; el que se engaña con regalos externos para llenar un fingido vacío que siempre estuvo colmado; el que se exige perfección a través del cuerpo-mente y lo utiliza como su "eterno" aliado; el que no encuentra en la amistad un amor sin condiciones, sino que la convierte en un mecanismo para sacarle provecho, hasta que deja de satisfacer sus anhelos; el que se siente vulnerable y solo, en una existencia malentendida........Os escribo desde la Conciencia Consciente, desde el corazón, desde mi propia experiencia basada cada día más en el Amor, que todo lo puede, porque sé que es lo único verdadero. Os transmito, a través de la energía que emanan las palabras, mi sensación de liberación, de calma y de alegría desde que puedo elegir mi camino, gracias a un estado de vigilia casi permanente. Os animo a dejar de buscar la felicidad, una palabra, ya de paso sea dicho, muy tergiversada por la humanidad; os animo a dejarlo, porque no hay nada que buscar. La felicidad o más bien la alegría, como prefiero llamarla; la paz y la plenitud, yacen en cada uno de nosotros, yacen intactas e inmaculadas, porque es lo que somos, Amor Incondicional, que es lo único real que existe, todo lo demás son invenciones de una mente dañada. Os animo a que, internamente, lo aceptéis absolutamente todo sin pensamientos compulsivos de por medio; a que, a pesar de las situaciones adversas (como padecer un dolor físico o hallarse atravesando una pérdida personal) en las que uno no puede ser positivo, aprendáis y hagáis de ellas vuestra práctica espiritual, fluyendo con el ritmo vital, para que nada ni nadie, perturben la paz interior que emerge desde la auténtica aceptación y rendición ante la Vida. Os animo, porque la rendición ante la propia resistencia, deja emerger una inteligencia inigualable a una mente más clara, que os mostrará una vía extensa de soluciones inequívocas. Os animo, porque sé que vosotros sois yo, y si yo estoy logrando una profunda y verdadera libertad que no se puede plasmar con palabras, vosotros también lo lograréis. AQUÍ......AHORA"





♥ ♥ ♥

  

sábado, 14 de noviembre de 2015

GEA


 Realista, profunda, reflexiva, encantadora y con un toque de humor impregnado de ternura. Así me pareció La Belle Verte (El Planeta Libre), una película que sin duda recomiendo a todo aquel que desee disfrutar de un cine diferente, alejado del terror, el pesimismo, la desesperanza y la frivolidad de la que habitualmente está cargada la "gran pantalla".


http://www.dailymotion.com/video/x1zzefg_la-belle-verte-el-planeta-libre-sub-es_shortfilms 

jueves, 5 de noviembre de 2015

ZAZEN





 
 No dispones de otro momento mas que éste, no hay más vida que la intensidad del presente, del ahora inmediato ¡YA y AHORA! La única vida consciente que conseguirás palpar como cierta y eterna, es la atención al hoy; así pues, vive y ríndete al hoy, sea cual sea tu situación ¡ríndete y dí ! Desvanece tu compulsivo ruido mental estando alerta, poniendo atención a todo lo que ocurre en tu interior sin juzgarlo mentalmente; tan sólo obsérvate y deja que la luz de tu conciencia disipe cualquier tipo de sufrimiento que retengas.

 ¿Sabes? la Vida está deseando colaborar contigo, pero sólo si tú se lo permites, así que saca la llave de tu corazón, y concédele espacio para participar en todo lo que necesites. Y ahora, experimenta la sensación de estar vivo por primera vez.....









♥ ♥ ♥