martes, 12 de enero de 2016

SAMADHI


"Soy un cobarde, me siento un desgraciado por serlo, pero no puedo cambiarlo, porque nací así y así me moriré"; "Siento que mi pareja ya no está enamorado de mí, cada día me dedica menos atención, ya no se molesta en mostrarme cariño, a veces noto que incluso me desprecia y que su corazón se está alejando del mío. Pero no quiero dejarlo porque ¿qué sería yo sin él? después de todo, no creo que vaya a encontrar a nadie mejor".

 Resignación no es rendición. Resignarse es admitir un hecho, ya sea mental, emocional o circunstancial, a través de una historia que te has fabricado mentalmente, y sin decidirte a dar el siguiente paso para que la transformación de tu Conciencia pueda tener lugar. Resignarse es resistirse a lo que ocurre en tu interior y en tu exterior, es cuando dices "no" a tu presente y escapas de él a través del pasado y el futuro que surge y alimentas con tus pensamientos "¡Dios mío que mala suerte tengo, estoy condenado al fracaso y al dolor porque mis anteriores vivencias me lo confirman!". Es no querer aceptar que tú no eres tus pensamientos, que es tu mente quien te dice que eres un cobarde y es tu dolor emocional, quien te hace sentir un desgraciado ¡¡pero tú no eres ni tu mente ni tu dolor!! Es finalmente, aferrarte al drama como tu única identidad "yo soy tal, porque me ha ocurrido tal cosa o porque he conseguido o he fracaso en tales asuntos. Todos las demás personas son esto y lo otro y bla bla bla; y está situación me parece tal tal tal...." . La verdadera rendición se produce en tu fuero interno y es cuando dices "sí" al ahora, porque sabes que lo que está ocurriendo no puede dejar de ser, puesto que ya es. Rendirse es prestarle toda tu atención y aceptar lo que ocurre en tu mente, en tu interior y a tu alrededor en todo momento, sin historia mental de por medio. Es dejar de opinar y de exponer tu punto de vista continuamente, ya sea mentalmente o en palabras (que es lo mismo). Es preguntarte sin Ego de por medio y de forma honesta: "¿cómo me siento en estos momentos?, ¿qué tipo de pensamientos estoy teniendo y energetizando en este mismo instante?, ¿me siento bien sintiéndome de esta manera?, ¿qué está ocurriendo a mi alrededor?, ¿soy yo quien siento todo esto o es mi mente quien me lo está diciendo?". ¡Vamos hazlo! no pierdas ni un segundo, haz ahora mismo lo que te estoy diciendo y hazte estas mismas preguntas Ahora. Si eres capaz de hacerlo centrándote sólo en lo que sientes al respecto y no en lo que piensas, sin juzgarte y sin hacerlo con los demás pensando tales cosas como "es un inútil, es insoportable, es superespecial, es encantador, es patético, etc", y sin etiquetar la situación como "esto es horrible, esto es aburrido, esto es insuperable, esto es triste, esto es inconcebible, etc" entonces es que estás comenzando a iluminarte, a liberar a tu Conciencia de tu mente y de tu dolor emocional, gracias a este "ejercicio" de meditación tan simple: estar Aquí y Ahora. Es decir, has salido de tu mente y ya no estás a su servicio, a partir de ahora es ella la que estará al tuyo, porque por fin estás despertando de la ilusión psicológica del tiempo ¡al fin lo observas y al fin no te sometes a él!. Tú, como Ser Consciente, te estás dando cuenta de quién te dice cómo eres tú, como son las demás personas o cómo son las situaciones (te lo dice tu mente). Te das cuenta de tu inconsciencia, de cómo tu mente egotista te controla, creándote sufrimiento y más sufrimiento, obligándote a estar perdido en el tiempo mental para que no te des cuenta del presente, ya que si te dieras cuenta, ¡sería el comienzo del fin de su existencia!....... ¿¡Oh no, y qué serías tú sin tu Ego, sin tu identidad favorita!?, ¿quién serías sin su control, sin los conflictos?..... ¿un ser libre quizás?, ¿dotado de una herramienta, y no de una impostora, infinitamente más eficaz? (tu mente) Compruébalo por ti mismo.

 Estás tan apegado a tu dolor que no te percatas que sólo proviene de tu pasado, este pasado te ha ido influyendo tan monstruosamente que ni lo recuerdas ya, te has quedado atrapado en él, en niveles recónditos de tu subconsciente y tu inconsciente, y no lo sabes. Has bloqueado tantísima Energía de Vida en tu cuerpo por la incomprensión ante tus experiencias, que estás creando continuamente las mismas circunstancias insoportables y quieres escapar de ellas una y otra vez, con la esperanza ilusoria de que el futuro te traerá algo mejor. Pero tú has sido ignorante ante este hecho ¿y es que acaso alguien lo comprendía para poder explicártelo? Para comprender esto, no mentalmente, sino a un nivel profundo del Ser, necesitas saber primero quién eres realmente. La cuestión es ¿deseas saberlo?, ¿de verdad deseas dejar de sufrir o crees que no serás nadie sin tu Ego, sin tu dolor?; pregúntate primero esto: ¿elijo saber la verdad de mí mismo? Porque si no es así, yo misma te recomiendo que cierres de inmediato esta página y no vuelvas a abrirla.

 ¿Sigues ahí? entonces significa que estás preparado para la transformación ¡¡y eso es maravilloso!!
 Vas a hacer una cosa, quiero que te levantes, vayas a por un vaso con agua y lo dejes a tu lado......  ¿Lo tienes ya? Bien. Vas a comenzar a respirar profundamente y quiero que te centres totalmente en cómo el aire entra por tu nariz, cómo te inunda los pulmones, cómo infla tu abdomen y en cómo sale por tu boca. Cuando hayas silenciado a tu mente (no pasa nada si de vez en cuando surge algún pensamiento, simplemente déjalo pasar y no te dejes llevar por él), coge el vaso y sigue muy presente, percibe cómo tus dedos lo agarran y siente su frescor en tu mano durante un rato. Sigue ahí, detente a observar la transparencia del cristal y en cómo se funde con el agua cristalina de su interior, ahora parecen ser Uno solo ¿no es verdad?......... llévate el vaso a la boca estando pendiente del movimiento de tu brazo, disfruta del líquido que comienza a bailar con los músculos de tu boca y de tu garganta al tragar. Deslízate con tu imaginación por la cascada que se precipita hasta tu barriga ¿¡el agua pesa ahí abajo, no es cierto?! 

 Ahora deja el vaso de nuevo a tu lado sin evadirte, sigue atento, y siente la energía de tu cuerpo por un momento. No pienses en ella, siéntela, y mira a tu alrededor permaneciendo centrado en tu cuerpo interno, sea cual sea la sensación, intenta no pensar en lo que ves, en los objetos y/o personas que están ahí, tan sólo observa....... ¿Puedes percibir como todo lo que te rodea, todo, incluido tu cuerpo, es voluble y perecedero?. Sigue observando..... ¿quién siente la impermanencia de todo, su caducidad, quién lo siente y no lo piensa? ¿quién es el observador de tu mente, de tu dolor emocional, de tu situación y del exterior?, ¿es probable que esa certeza provenga de esa Energía innombrable que te envuelve, la Presencia que da vida a las formas, esa que eres tú?  Y dime ¿tienes algún problema en estos momentos?, ¿lo has tenido mientras hacías el "ejercicio"? ahora quizás entre en escena tu mente y esté diciendo: "¡¿qué?! ¡pues claro que sí, de hecho estoy saturado de problemas incluso en este momento! Pero, ¿te das cuenta? han tenido que surgir pensamientos compulsivos, externos al presente, para que tengas algún tipo de problema. Si aceptas esto sin aflicción o enfado, no sólo sabes cuál es el camino hacia la paz interna, sino que ya estás en el camino que, inavitablemente, te está conduciendo a ella. 

 Si consideras que en este mismo instante estás experimentando cualquier tipo de conflicto, no huyas de él, tampoco te dejes arrastrar por él, tampoco te resignes (recuerda, tú no eres ni tus pensamientos ni tu dolor, sea físico o emocional). Mantente en la sensación y si es necesario expresa lo que estás sintiendo, pero procura que no haya reacción detrás de tus palabras, procura no dejarte llevar por tu emoción negativa, tan sólo exprésala si lo necesitas. Sé testigo de cómo al hacer esto, al rendirte, se va disolviendo poco a poco el conflicto interno y de cómo el externo también cambia, o al menos no te ves engullido por ambos. De cómo comienzas a ser invulnerable ante cualquier ataque de tu mente, de tu dolor emocional, de otras personas o de las circunstancias. De cómo surgen ahora pensamientos, soluciones y acciones desde la claridad de tu Conciencia, la que ahora guía sabiamente a la mente, y la que irá cambiando el curso de tus experiencias para mejor. Si consigues este gran logro, habrás roto la cáscara del tiempo que tenía atrapada a tu Conciencia y sólo es cuestión de "tiempo" para que la Semilla de Luz germine, florezca y te ilumine completamente. 

 Practica, practica, practica la presencia, mantente aquí y no allí, presente y no ausente, igual que lo has hecho con el vaso de agua: practica al caminar, al lavarte los dientes, al comer, al hacer deporte, al conducir, haciendo cualquier tipo de actividad. Practica cuando enfermes, practica cuando llores, cuando hagas el amor, cuando mires a algo o a alguien.....Practica la presencia hasta que no te creas ni uno de tus pensamientos, hasta que los sanes, hasta que los ames y se conviertan en algo constructivo y no destructivo para ti. 

 Mira de cerca al sufrimiento y él te mostrará que tras su máscara no hay más que ilusión, él te bendecirá con la Verdad: tu eternidad no es de este mundo.






- Neale Donald Walsch es autor de este asombroso libro, que está dividido en tres volúmenes, con la intención de inducir al lector en una profunda reflexión existencial, sin que se vea saturado o excesivamente afectado por las palabras que describen verdades implacables y como bien dice en varios de sus párrafos, verdades a menudo fastidiosas. Elijo compartirlo con vosotros, por el simple hecho de que he notado una sensación muy elevada y reveladora en mi Alma, y personalmente estoy muy agradecida por el hecho de que éste y otros libros estén llegando hasta mí, ya que los considero una fuente de inspiración fascinante y espero que del mismo modo, también lo sintáis vosotros cuando lo leáis. 

- Conversaciones con Dios (Libro Uno): http://www.cuantona.com/libro/neale-donald-walsch-conversaciones-con-dios-1.pdf

- Conversaciones con Dios (Libro Dos): http://www.vidaplena.net/E-Books/Conv_con_Dios/Conv_con_Dios_2.pdf

- Conversaciones con Dios (Libro Tres): http://www.ignaciodarnaude.com/espiritualismo/Walsch,Conversaciones%20con%20Dios-3,I.pdf


 También tenéis a vuestra disposición la película sobre el autor de estos tres volúmenes, que cuenta, de manera muy sencilla, su vida antes, durante y después de que la Iluminación le fue haciendo consciente de su realidad.





♥ ♥ ♥