domingo, 24 de enero de 2016

UNO


 "Sígueme por el sendero, voy a caminar a tu lado. Yo te ayudaré y te mostraré el camino. No voy a dejarte. Estaré de pie en el sendero mientras te miro. Si te sientes solo, cierra los ojos y verás seis huellas. Dos te pertenecen a ti, cuatro son mías. Entonces, sabrás que nunca te he abandonado" Oración del Lobo.





 Mientras sigas contemplándome con la ceguera de la razón y no con la franqueza del corazón, seguirás viéndome como alguien distinta a ti. Seguirás pensando que soy un individuo separado de ti, con una vida distinta a la tuya y para ti, tendré más o menos valor que tú. Si soy alguien de quien deseas obtener algo (atención, control, estatus, reconocimiento, beneficio material, posesión, compañía, comprensión, consuelo, apoyo, desahogo, amor, paz, felicidad, iluminación, autocompasión, autoestima, etc) entonces, es que te acercaste a mí por interés y tarde o temprano, acabaré decepcionándote, porque lo que te ofrezco nunca será suficiente para ti. Y la verdad, es que no seré suficiente para ti, porque me estarás pidiendo lo imposible: cubrirte un vacío personal que crees no tener completo en ti. Pero tú pensarás que no soy la persona que esperabas que fuese, con lo cual, dejaré de interesarte. Y si no me aceptas tal como me presento, quiere decir que te relacionas conmigo por la misma razón que la gran mayoría de la población lo hace: por adicción. Durante un tiempo puede que sientas alivio al creer que yo te aporto lo que <necesitas>, pero esa sensación se acabará esfumando, porque en el mundo de las formas, todo es efímero. Todas las adicciones están ancladas en el dolor, por lo tanto todas comienzan y acaban con sufrimiento. Durante tu trato conmigo, seguirás conociéndome de forma superficial, reconociéndome sólo a través de mi nombre, de mi físico o de mi historia personal: mi <forma> de pensar, hablar y actuar; mi conocimiento, mi clase social, mis experiencias, mis relaciones personales, mis posesiones, mi vida laboral, mi pasado y mis expectativas. Porque lo más fácil siempre, es crearse un juicio alrededor de alguien. De este modo, conociéndome sólo desde la apariencia de la forma, no conseguirás profundizar en quien realmente Soy y jamás me conocerás completamente. Y si me ves sólo por cómo soy y no por lo que soy, entonces no lograrás ir más allá del juicio mental y tu relación conmigo, siempre será trivial y destructiva.

 Y esto se debe a que principalmente, has olvidado lo que tú eres, por ello no profundizas en ti y sólo eres <consciente> de una parte muy pequeña de ti. Esta pequeña parte de ti, se siente sola y separada de todo, pero utiliza este mismo hecho, para darle sentido a su existencia. Te consume en sus incesantes intentos por robar toda tu atención, lo cual logra con mucho éxito. Esta pequeña parte de ti, se denomina inconsciencia o ego. Esta pequeña parte de ti, se compone de formas de pensamiento compulsivas y repetitivas, acompañadas de reacciones del cuerpo (emociones). Esta pequeña parte de ti, necesita subsistir a través de cualquier <forma> de energía externa a tu propia energía <informe>, la cual es tu verdadera Esencia. Así que, siente continuamente insuficiencia, porque sabe que lo que nutre su <sentido de ser> proviene del mundo de la forma, la cual es pasajera, y por lo tanto, su sensación inherente es el miedo. A esta pequeña parte de ti, no le importa si eres feliz o no, lo que a ella le importa es fortalecerse a toda costa, para que sigas identificándote con ella. Y le gusta fortalecerse, llamando la atención y a través de la comparación: su sensación de superioridad cubre su temor de ser inferior o de no ser lo suficiente; su sensación de inferioridad oculta un deseo de superioridad (ser mejor que). A esta pequeña parte de ti, es a la que confundes como tu verdadera identidad y la que confundes como la identidad de los demás. Y por cierto, detesta tu atención y rendición al momento presente, desea estar en cualquier lugar menos en este momento, porque es en el único <lugar> donde yace la realidad de lo que eres. Así que, si buscas una relación conmigo íntima y genuina, a través de tu mente y no de tu Conciencia, jamás sentirás mi presencia junto a ti, ya que me reducirás a un mero medio con el que conseguir un fin. No entenderás nunca que el Amor se halla en ti, en el Ser Divino que eres y que de ningún modo lo hallarás fuera de ti: en ninguna persona, en ninguna cosa, en ningún lugar, en ninguna imagen mental, en ningún símbolo, en ninguna emoción, en ninguna acción....en nada que no sea en ti mismo. El Amor no puede sentir carencia, por ello en ti mismo hallarás el reposo, la realización, la alegría y la plenitud que acompañan a la verdadera paz, la paz que lo contempla todo con el corazón. Así que, mientras sigas dormido, seguirás forzosamente, trayendo tu pasado al presente y proseguirás, interactuando con los demás a través de personajes que interpretas, basándote en la imagen conceptual que te has fabricado de ti mismo y de los demás. Seguirás buscando estar acompañado de otros falsos yoes, para que os engordéis mutuamente la identidad ilusoria con la que sobre-vivís.

  El día que dejes de ser un depredador mental y dejes de estar ausente. El día que disfrutes del medio y dejes en paz al fin. Cuando decidas expandir tu Conciencia junto con todos los demás Seres. Cuando te des cuenta que eres un ser con un cuerpo y no un ser corpóreo. El día que recuerdes lo que significa ser libre, ser pleno, ser responsable, ser consecuente, ser tolerante, ser honesto, ser leal, ser generoso, ser simple, ser digno, ser compasivo, ser benevolente, ser humilde, ser claro, ser flexible, ser sincero, ser íntegro, ser respetuoso, ser amable, ser sosegado, ser elevado, ser sabio, ser grandioso....ese día, será cuando comenzarás a tener relaciones verdaderas y recordarás de dónde proviene el Poder. Ese día, sabrás disfrutar del mundo, ya que habrás dejado de necesitarlo y es entonces, cuando <milagrosamente> llegará a ti todo lo que siempre soñaste. Ese día, habrás comprendido tu esencia y te habrás preguntado en algún momento:" Si yo soy mis pensamientos, ¿qué parte de mí entonces, sabe que estoy pensando?" Entonces, no habrá surgido de ti ninguna respuesta, sino que habrá brotado de tus entrañas un vasto sentimiento de anhelo y una sensación de desprendimiento por tu <disfraz> y por el <carnaval> que te rodea......... Te inundarás de lágrimas por la vasta certeza que impregna la vida de sentido y maravilla. Te empaparás de gratitud y júbilo, en el abrazo de la Verdad Absoluta que cura todos tus temores. Experimentarás la sacralidad en cualquiera de las formas de vida. Sentirás la Vida que se <oculta> detrás de toda la sagrada existencia, la Mente consciente de la que todo surge y a la que todo vuelve, la Energía que anima a las formas e incluso sigue siendo Vida en la propia <muerte>........ ésa que está eternamente aquí y que nada destruye, sino que todo lo transforma. Ese día, habrás sido consciente de la creación y descubrirás además, que tú eres el propio Creador. Y es justo ahí, cuando tu relación conmigo será significativa, ilimitada, trascendente e insondable.

 Porque tu relación con Todo, es tu relación conmigo. Porque el Amor que te brindas, es el que compartes y el que me ofreces. Porque tú Eres...... eres Amor, eres Vida, eres lo Único y eres Siempre. Porque yo, tú, él/ella, nosotros/as, vosotros/as, ellos/as, somos UNO.





♥ ♥ ♥