martes, 2 de febrero de 2016

CADA VEZ


 "La división de la vida en pasado, presente y futuro es obra de la mente y en definitiva, es ilusoria. Pasado y futuro son formas de pensamiento, abstracciones mentales. El pasado sólo puede ser recordado Ahora. Lo que recuerdas, es un suceso que tuvo lugar en el Ahora, y lo recuerdas Ahora. El futuro, cuando llega, es un Ahora. De modo que lo único que es real, lo único que llega a tener existencia, es el Ahora. 

 Recoger la vajilla, diseñar una estrategia empresarial, planear un viaje... ¿Qué es más importante, el acto en sí o el resultado que quieres conseguir con ese acto? ¿Este momento o algún momento futuro? ¿Tratas este momento como si fuera un obstáculo por superar? ¿Sientes que lo más importante es llegar a algún momento futuro?

 No te responsabilizas definitivamente de la vida hasta que te responsabilizas de este momento, del Ahora. Esto se debe a que en el Ahora es en el único lugar donde se halla la vida. Responsabilizarse de este momento significa no oponerse internamente a la <cualidad> del Ahora, no discutir con lo que es. Significa estar alineado con la vida.


 Ahora es como es, porque no puede ser de otra manera. <Ahora> los físicos confirman lo que los budistas han sabido siempre: no hay cosas ni sucesos aislados. Por debajo de las apariencias superficiales, todas las cosas están interconectadas, son parte de la totalidad del cosmos que ha producido la forma que toma este momento. 

 Cuando dices «sí» a lo que es, te alineas con el poder y la inteligencia de la vida misma. Sólo entonces puedes convertirte en un agente del cambio positivo en el mundo.
En cuanto entras con tu atención en el Ahora, te das cuenta de que la vida es sagrada. Cuando estás presente, hay una sacralidad en todo lo que percibes. Cuanto más vivas en el Ahora, más sentirás la simple pero profunda alegría de Ser y la santidad de toda vida. 

 La mayoría de la gente confunde el Ahora con lo que <ocurre en el Ahora>, pero son dos cosas distintas. El Ahora es más profundo que lo que ocurre en él. Es el espacio en el que ocurren las cosas. 

Y así, olvidas que estás enraizado en el Ser, en tu realidad divina, y te pierdes en el mundo. Confusión, ira, depresión, violencia y conflicto afloran cuando los seres humanos olvidan quiénes son. Sin embargo, qué fácil es recordar la verdad y volver a casa. Yo no soy mis pensamientos, emociones, percepciones sensoriales y experiencias. Yo no soy el contenido de mi vida. Yo soy Vida. Yo soy el Espacio en el que ocurren todas las cosas. Yo soy Conciencia. Yo soy el Ahora. Yo Soy"  Eckhart Tolle.





¿Eliges crear una versión mejor de ti mismo, según tu forma de percibir lo que es más beneficioso para tu evolución? ¿Eliges dejar de participar en la contaminación del mundo a través de tus pensamientos, para ser el ingrediente que ayude a su transformación? ¿Eliges obtener más abundancia material? ¿Eliges relaciones verdaderamente humanas? ¿Eliges compartir el Amor con alguien de manera íntima, plena y pacífica, y concebir con vuestra unión sagrada, una nueva forma de vida? ¿Eliges conseguir algún tipo de éxito mundano? ¿Eliges equilibrio, simplicidad y goce en tu situación de vida? Bien, elígelo, pero no lo quieras ni lo pidas. Elige siempre lo que sueñas experimentar como si ya lo estuvieras viviendo, porque ya está hecho. La querencia es necesidad y ello implica la afirmación de una carencia, pues "siempre será lo que tu creas que es". Acepta esto con despreocupación, vive sin esperar resultados y todo vendrá a ti. Decide, desde ya, aprovechar la oportunidad de vivir para poder experimentarte, cada instante, como la más formidable visión de ti mismo. Impregna de calidad, y no de cantidad, tu presente, cada vez...... Olvida y vive, porque todo lo que anhelas ser, ya lo eres.




♥ ♥ ♥