martes, 8 de marzo de 2016

BRILLO






Tibio Ángel encarnado,
tu sencilla bondad,
llega al cielo,
toca la luna,
canta al viento;
torna lo incierto de claridad.

Despiertan las flores
al sonido de tu risa,
y el campo se estremece
y el cielo se ilumina.
¡Diminuto andar,
diminuta maravilla!

La mar en tus ojos,
el sol en tu melena,
la lluvia en tu Alma,
tu forma en la arena.
La niebla en tus manos,
el trino en tu boca,
la escarcha en tu piel,
tu calma en la roca.
La noche en tu cara,
el fruto en la Vida,
la brisa en tu hacer,
tu Ser ¡la alegría!






 Hace 2.500 años, una mente sosegada, plasmó una breve pero exquisita historia, sobre el encuentro del Alma con su descanso perpetuo. Lao Tsé te hará suspirar, te hará indagar en lo más profundo de tus entrañas, pero sólo si sabes entenderle sin esfuerzo.

- Libro "Tao Te Ching" (Las aclaraciones que aparecen enumeradas en algunas palabras no son absolutas. Encuentra tu propia sabiduría.) http://www.swami-center.org/es/text/tao_te_ching.pdf 


♥ ♥ ♥