miércoles, 12 de octubre de 2016

DIMENSIÓN





 Que cuando todo estalle en mil pedazos, tengas la absoluta certeza de que eres la unión invisible de cada trozo resquebrajado. Que cuando el ruido ensordecedor vuelva al mundo totalmente chiflado, sientas en lo más profundo de ti, el silencio con el que desinfectas el histerismo de tus hermanos. Que cuando la sangre riegue los bosques de la Tierra, reconozcas tras ella, la Vida que jamás se ausenta. Que cuando el dolor <apague> la luz de la humanidad, sepas que una gran borrasca no puede robarle ni uno de sus rayos al radiante sol. Que cuando el olor de las flores desaparezca, los árboles dejen de mecer sus ramas y la tierra no tenga un sólo cuerpo que transformar, recuerdes la nada de la que procedes y a la que volverás, porque ella nunca te abandona. Que cuando los animales renuncien a su movimiento, encuentres en su exterminio tu propia quietud, esa misma que los acompaña a ellos, más allá del nacimiento y de la muerte. Que cuando la mentira se haga dueña de las percepciones, encuentres la única Verdad que descansa en cada una de las ilusiones. Que cuando el tiempo esté dispuesto a intensificar el sufrimiento, te halles en el no-tiempo de la eterna dicha. Que cuando nada tenga el menor sentido, hagas del caos el orden perfecto para la Conciencia. Que cuando todos a tu alrededor luchen contra la realidad, te dejes caer sobre el vendaval, seguro de que nunca te mueves.






 Ningún tipo de cambio significativo se dará en la situación de vida del planeta Tierra, si previamente, no se lleva a cabo una transformación de la Conciencia humana. La supervivencia de nuestra raza, depende de ti. Crea un espacio amoroso a través tu intensa presencia en el aquí y ahora, y la transmutación del ego comenzará como su consecuencia natural inmediata. Ríndete, di sí al presente, acepta lo que ya es




♥ ♥ ♥