domingo, 23 de octubre de 2016

SAGRADO





 Cada forma de vida es una expresión única de la matriz informe e intemporal, de donde todo surge y a donde todo vuelve. Cada cosa proviene de la Nada y a cada cosa, le aguarda el constante cambio y la irremediable desaparición. Porque cada cosa es una breve e impermanente ilusión, creada por la realidad que siempre es y que jamás desaparece. La Nada no puede ni dividirse, ni transformarse, ni destruirse, ni limitarse, ni entenderse. Puesto que no es una cosa, es Nada. No es ni nacimiento, ni muerte. Es, Vida Una sin opuesto. Es, amor íntegro e ininterrumpido. Es, plenitud inacabada. Es, no-tiempo eterno. Es, verdad absoluta. Es, quietud imperturbable. Es, dicha trascendental. Es, impensable-incomprensible-inimaginable-inexplicable-indefinible-inconmensurable-insondable. Es, experiencia directa y perpetua. Nada, es. A la que tan sólo se la puede señalar y en la que siempre estás. Es, única y por lo tanto, no hay más.

 Lo que Nada decida experimentar a través de tu forma física, no es cuestionable, no es reprochable, no es malo ni tampoco bueno, no es exitoso ni fallido. Lo que Nada decide, ya es y no puede dejar de ser. Es la expresión impredecible donde el momento toma forma, con el único prósito de evolucionar en las experiencias, que la llevarán a ser consciente de sí misma. Una ilusión, en la que Nada juega a ser cosa, para darse cuenta de que es Nada y por lo tanto, Todo. Sólo Nada es real. Sólo Nada vive. 

 Nada eres, y a la Nada perteneces.

 ¡Qué descanso!








 Helen Schucman era psicóloga y educadora en una reconocida institución académica. Una mujer declarada atea y de predominante pensamiento conservador. Tras varios problemas significativos que fue experimentando a lo largo de su trayectoria profesional, seguidos de un impulso interior que le llevó a buscar nuevos caminos, de un día para otro, su vida cambió radicalmente. De repente, su mente se convirtió en una perfecta herramienta para expresar la Verdad última, y sus manos, la tinta donde se puede percibir el verdadero poder que reside tras los pensamientos. Comenzó a escribir automáticamente, sin saber de dónde procedían aquellas poderosas palabras. Entonces, a medida que pasó el tiempo, sus escrituras se convirtieron en tres volúmenes que aún, a día de hoy, siguen transformando la vida a multitud de personas.

 Los libros no son aptos para cualquier lector, en el sentido de que el lenguaje con el que señala hacia la Verdad, florece del pensamiento que emanó Jesucristo tras su iluminación. Por ello, tu grado de presencia debe ser intenso para poder ir más allá de las palabras, y de esta manera, leer sin juicio alguno cada indicador que te conduce a lo que realmente eres


- Un Curso de Milagros (Libro de Texto) http://un-curso-en-milagros.org/publicaciones/pdf/ucdm_texto.pdf 

- Un Curso de Milagros (Manual de Ejercicios) http://www.xucurruc.org/wp-content/ucdm_ejercicios.pdf 




♥ ♥ ♥